Etiqueta: sustentabilidad

Primas Emprendedoras

1 Comment
Foto del articulo Primas emprendedoras

Con presencia en varios locales de decoración y showrooms, los "Terrales" se presentan en distintos tamaños y formas

Florencia y Mercedes Goyheneix son primas y fundadoras de Terral , una marca deco de mapas de madera que desde 2015 promueve un mensaje ecológico sobre sustentabilidad , protección de los océanos y cuidado de la fauna autóctona. Te contamos su historia.

Fue una cuestión azarosa la que guió la conversación de Flor y Mechi hacia una idea que explotaría por brillante y original: emprender como socias de Terral , una marca de mapas que desde hace cinco años se posiciona como objeto deco predilecto de los amantes de los viajes. Flor es diseñadora gráfica y Mechi, licenciada en Musicoterapia, y ambas se habían encontrado en el estudio de Flor para crear un logo que representara el trabajo en alfarería que Mechi hacía por entonces. Antes de despedirse, y casi al pasar, Mechi le comentó que tenía ganas de diseñar un mapa para marcar sus viajes, porque no lograba encontrar el adecuado. Flor, otra viajera inquieta, se entusiasmó con la idea, y en ese intercambio cayeron en la cuenta que juntas podían crear un mapa que reuniera todas las cualidades que buscaban: diseño, calidad y sentido .

Así nació Terral, cuyo nombre refiere un tipo de viento que va desde la tierra hacia el mar. Todo el proceso productivo está influido por la naturaleza: los materiales como la madera de reforestación, el papel y el corcho; el diseño artesanal, la paleta cromática y el packaging ecológico . Además, el concepto de la marca está ligado a «transmitir mayor conciencia y cuidado de la Tierra, la necesidad de cambios sustentables y la apreciación por la belleza única de la naturaleza», pilares que ambas socias consideran fundamentales en su compromiso por generar objetos que estén acompañados de una pregunta, un cambio, una visión.

«La organización ayuda a que no haya fuga de energía», aseguran.

Durante los primeros años las noches fueron muy largas – las dos tenían trabajos full time -, sus casas se convirtieron en talleres y cualquier tiempo libre, incluso juntadas con amigas, lo dedicaban a pintar. Los mapas no tardaron en volar de sus manos y se dieron cuenta que había que pulir el negocio: comenzaron a protocolizar los procesos, reconocer errores para no repetirlos y dedicarle al emprendimiento tiempo y espacios específicos, estableciendo un horario laboral fijo y abriendo un showroom de forma regular. Aprendieron a tercerizar tareas físicas para trabajar en la estrategia de la marca y a repartir tareas según las fortalezas naturales de cada una.